Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Sierras y Agua

< notas

Sierras y Agua

Desde Las Sierras de los Comechingones, sobre la falda occidental, bajan arroyos caudalosos con magníficos saltos de agua cristalina que favorecen la conservación de un microclima benéfico para los seres vivos.

Los arroyos serranos que bajan desde casi 2.200 metros de altura SNM hasta la planicie, favorecen el desarrollo del los pueblos de la costa serrana. La permeabilidad del suelo arenoso con abundancia de granito (roca compuesta de feldespato, cuarzo y mica), filtra las aguas impidiendo su paso caudaloso hacia el valle.

En esta zona, de norte a sur descienden los arroyos de:
Piedra Blanca (con dirección este-oeste) que junto con las Sierras de los Comechingones (dirección norte-sur) conforman el límite natural interprovincial entre San Luis y Córdoba; El Molino también llamado Arroyo del Rincón, La Estancia, Cuesta del Tren, Cerro de Oro, Carpintería, Los Molles, Cortaderas, Benitez, San Miguel, Río Seco, Larca, del Tala (entre Villa Larca y Papagayos), arroyo de Papagayos, de Uspara, del Sauce, El Carmen, Carrizal, La Aguada, Punilla.

La vegetación serrana cumple una función muy importante porque los helechos y las hierbas de las quebradas húmedas contribuyen a formar microclimas. Bajo los molles y otras especies arbóreas se desarrolla una vegetación de sotobosque a orilla de los arroyos protegiendo el medio ambiente natural. Un medio ambiente digno de preservar favorecido por el clima húmedo + la topografía del piedemonte + las quebradas que conforman y protegen el tan preciado microclima.

Vegetación del valle quebracho, algarrobo, chañar, manzano del campo, molle pispo o colorado, aguaribay, jarilla, tusca, coco, retamo, garabato, usillo, poleo, pejes y espinillos; en el faldeo se entremezcla la vegetación del valle con la serrana el piquillín y la chilca, el tala, cortaderas y el molle dulce o de beber muy abundantes a orillas de los arroyos y los tabaquillos en las quebradas altas.

La sierra es un paredón que frena las masas de aire húmedo descargando precipitaciones que alimentan los arroyos serranos, contribuyendo a la ozonización del aire cargado de iones negativos que favorecen la oxigenación cerebral necesaria para disfrutar de un buen estado físico y mental.


Sierras y Agua Sierras y Agua Sierras y Agua Sierras y Agua Sierras y Agua


Fuente:   REVISTA CAMIARE N° 15 
Back To Top